Los pacientes que regurgitan con regularidad sin causa conocida, pueden tener una afección llamada rumiación. Este es un problema de comportamiento en el que los pacientes regurgitan la comida sin esfuerzo y repetidamente en la boca mientras comen. Constituye un trastorno en la interacción intestino-cerebro.
Se produce como resultado de la contracción de las paredes abdominales al comer.
Es una condición que causa mucha verguenza y puede impedir que las personas coman en compañía con otras. Los pacientes pueden
describir incorrectamente sus síntomas como reflujo o vómitos y así la afección puede ser no diagnosticada o mal diagnosticada por
periodos prolongados. De ahí la importancia de un correcto interrogatorio.
Se emplea como tratamiento para el síndrome de rumiación, la terapia conductual y la práctica de la respiración diafragmática y profunda.

Fuente: Neurogastroenterology and Motility. 13/abril/2021.