El SIBO es el sobrecrecimiento patológico de bacterias provenientes del colon (intestino grueso) en el intestino delgado.
Los síntomas que este sobrecrecimiento producen son distinción y dolor abdominal, flatulencia y diarrea.
El SIBO se observa con mas frecuencia en pacientes que padecen cirrosis, enf. celiaca, obesidad, pancreatitis y pacientes con síndrome de intestino irritable. También lo favorecen enfermedades capaces de alterar la .motilidad intestinal, como Parkinson, esclerosis sistémica, hipotiroidismo y diabetes mellitus.
Su diagnóstico se realiza con un test muy simple denominado test de aire espirado para SIBO. De ser positivo, se realiza tratamiento con un antibiótico que actúa dentro del intestino, sin pasar a la sangre, por lo que no tiene efectos colaterales.