La enfermedad celíaca afecta a un 2% de la población en muchos paises y su tratamiento se limita actualmente a evitar el gluten presente en la dieta, lo que suele representar un gran desafío debido a la ubicua presencia de gluten en muchos productos alimentarios.
Por otro lado, una dieta libre de gluten, que es la que realizan estos pacientes, afecta la interacción social que existe alrededor de la comida.
La disponibilidad de un tratamiento oral efectivo tendría gran impacto, ya que permitiría liberar la dieta.
La enfermedad celíaca se produce por la actividad de una enzima, la transglutaminasa 2, y su inhibidor, conocido como ZED1227, se testeó con exito en un ensayo preliminar de fase 1. Este inhibidor, al bloquear a la enzima, protegería a la mucosa intestinal del daño producido por el gluten, siendo hasta la fecha el primer tratamiento no dietario con
eficacia demostrada en enfermedad celíaca.
Aunque este ensayo es muy prometedor, se necesitarán más trabajos futuros que certifiquen su eficiencia a largo plazo en la vida real.

Fuente: Medscape 2 julio 2021