El linfoma gástrico primario representa el 5% de los canceres del estomago, ocupando el segundo lugar luego de los adenocarcinomas. La mayoría son linfomas de células B, dentro de los cuales se encuentra el llamado MALT de bajo grado y el linfoma difuso de alto grado.
El MALT crece lentamente y puede permanecer localizado por varios años, tiene buen pronostico con el tratamiento adecuado. Se iniciaría por infección con Helicobacter pylori, la cual produciría una gastritis crónica con acumulación de tejido linfoide, que es el sustrato a partir del cual emerge el MALT.
La endoscopia digestiva alta con biopsias múltiples y la eco endoscopia son los procedimientos mas útiles para llegar al diagnostico.
Hay 3 patrones endoscopicos diferentes:
1) El exofitico, de aspecto polipoide.
2) El ulcerativo.
3) El hipertrofia o, con pliegues gástricos engrosados.
En la fotografia de la derecha, se observa un linfoma de tipo exofitico, detectado en un procedimiento endoscópico.
La eco endoscopia es un procedimiento útil para la estadificación del linfoma, porque informa acerca del grado de invasión y el compromiso de los ganglios linfáticos regionales.
El tipo de tratamiento y la respuesta al mismo, varían de acuerdo al estadio del tumor.
Dra Fernanda Dorado
MN86966