Se realizo un estudio que evaluó a pacientes recientemente diagnosticados con depresión, buscando en ellos la prevalencia de enfermedad inflamatoria intestinal ( colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn). Se observo, así que estos pacientes, tenían un riesgo significativamente mayor a desarrollar enfermedad inflamatoria intestinal que el grupo de igual edad, sexo, estado clínico y variables demográficas.
A su vez, el tratamiento con antidepresivos, fue selectivamente  protector para colitis ulcerosa y enfermedad de  Crohn.

Gut.bmj.com. Septiembre 2019. Vol.68. Issue 9.