El índice de grasa viceral (IGV) en pacientes en enfermedad inflamatoria intestinal (IBD), podria indicar el riesgo que
presentan estos pacientes de no responder al tratamiento medico convencional y requerir cirugia.
Se observó en este estudio, que aquellos pacientes que
presentaban un IGV mayor de 0.6, requieren mayor
cantidad de cirugias en el lapso de 6 meses de inicio del
tratamiento con agentes anti-TNF.
Estos hallazgos sugieren que este índice es un potencial biomarcador que puede identificar a aquellos pacientes con IBD
(colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn) que tienen mayor riesgo de no responder al tratamiento médico y requerir
cirugía en el corto plazo.
Si estos hallazgos son validados en futuros estudios,
podríamos especular que este grupo de pacientes se
beneficiarían comenzando con dosis mas altas de
anti-TNF, monitoreo activo de las dosis terapéuticas de estos fármacos y con una derivación quirúrgica
temprana si fuera necesario.

 

Fuente: Healio Gastroenterology. 23/01/2021.