En los ultimos 50 años, se ha registrado un sustancial aumento en la prevalencia de la enfermedad celiaca y otros trastornos relacionados al gluten. Sin embargo, muchos pacientes permanecen sin ser diagnosticados.
El diagnostico de la enfermedad celiaca se basa en una combinación de datos clínicos, serologicos ( dosaje de marcadores en sangre) e histológicos ( examen de una muestra de biopsia del duodeno, obtenido en una endoscopia digestiva alta).
El tratamiento primario de la enfermedad celiaca continua siendo la dieta libre de gluten, evitando los alimentos que lo contengan, como el trigo, avena, cebada y centeno. Esto requiere educación y motivación del paciente, así como seguimiento y supervisión continuos.
Frecuentemente, la respuesta a esta dieta es lenta, sobre todo en aquellos pacientes diagnosticados en su adultez.
Hay nuevas modalidades terapéuticas que se están investigando en ensayos clínicos, pero su uso aun no ha sido aprobado en la practica.
Guías europeas para el estudio de enfermedad celiaca y trastornos asociados al gluten .
Twitter: UEG – United European Gastroenterology